lunes, 19 de abril de 2010

EXHIBEN SECRETOS DE 'EL AZUL'



PROCESO -EL NORTE MÉXICO.- Apenas más viejo que Ismael "El Mayo" Zambada y más joven que Joaquín "El Chapo" Guzmán, el narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno alías "El Azul" ha figurado en varias generaciones de capos, siempre desde un estratégico segundo plano.
Buen negociador, carismático entre los narcotraficantes, no se tienta el corazón para aniquilar a sus rivales y es capaz de corromper policías, militares y gobernadores.
"El Azul" ha sobrevivido poco más de cuatro décadas en el tráfico de drogas y hoy es el personaje más discreto y, al mismo tiempo, el más eficaz en la recomposición del tejido social y financiero del narco en México.
Desde 1992, cuando fue liberado del penal de Almoloya de Juárez tras cumplir una pena de siete años, nadie sabe de su paradero, aunque sí de sus andanzas: se le ha visto en Querétaro -uno de sus refugios- y en 2003 sentó sus reales en Morelos, bajo el amparo del Gobierno panista que encabezaba el Gobernador Sergio Estrada Cajigal.
Aunque en México poco se habla de él, en Estados Unidos el Buró Federal de Investigaciones (FBI) lo consideraba como el segundo criminal internacional más buscado en 2005, solamente detrás del terrorista Osama Bin Laden. Actualmente "El Azul" ni siquiera aparece en la lista histórica de los 10 criminales más buscados en el portal del FBI.
El 12 de febrero de ese año, Art Werge, vocero del FBI en El Paso, Texas, anunció que había una recompensa de 5 millones de dólares para quien proporcionara información que llevara a la captura de Esparragoza Moreno, quien era señalado como el principal líder del Cártel de Juárez.
La Drug Enforcement Administration (DEA) también ofreció 5 millones de dólares por su cabeza.
Juan José Esparragoza Moreno nació el 3 de febrero de 1949 en Chuicopa, Sinaloa.
De acuerdo con el perfil psicológico elaborado a finales de los 80, durante su reclusión, Juan José Esparragoza Moreno es una persona que evita las confrontaciones violentas y las ejecuciones, en la medida de lo posible.
Su frase recurrente: "el negocio del narcotráfico no se lleva con las balas".
"El Azul" fraguó su proyecto de crear una federación de cárteles para que el narco en México fuera operado por un solo grupo.
Actualmente existen datos y evidencias de que ese proyecto ha cobrado fuerza.
Según una carta fechada en octubre de 2004 y que fue recibida en la Presidencia de la República, varios capos se reunieron un mes antes en Monterrey, Nuevo León, para discutir la forma en que podrían constituirse como un grupo hegemónico para manejar el narcotráfico en México.
Redactada por un testigo de ese encuentro, la carta asegura que "El Azul" logró sentar a la mesa a Ismael "El Mayo" Zambada, Joaquín "El Chapo" Guzmán y Arturo Beltrán Leyva, entre otros.
En aquella reunión "El Azul" también planteó deshacerse de "Los Zetas".
El proyecto de Esparragoza Moreno parece avanzar: hace un mes, la DEA confirmó que el Cártel de Sinaloa y el del Golfo -rivales durante décadas- sellaron un pacto que consolidó a ambos cárteles en la mayor parte del país, y al que se habrían sumado los hermanos Valencia y "La Familia" Michoacana. Estos últimos grupos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, recientemente aceptaron unirse al Cártel del Golfo.
En respuesta, "Los Zetas" rompieron relaciones con el grupo que los vio nacer, el Cártel del Golfo, y se aliaron con los cárteles de Juárez y de Tijuana.
Además de su capacidad negociadora entre los narcotraficantes, Juan José Esparragoza Moreno también ha logrado corromper a gobernadores y a altos mandos policiacos y militares. Una muestra es el estado de Morelos, donde se afincó en 2004 bajo el cobijo del entonces Gobernador Sergio Estrada Cajigal.
El poder de "El Azul" en Morelos no tenía límites: contaba con agencias policiacas para su uso personal y para la protección de sus socios y familiares. Según las investigaciones que realizó la SIEDO en Morelos, Nadia Esparragoza Gastélum, hija de "El Azul", estuvo relacionada sentimentalmente con el Gobernador Estrada Cajigal.