martes, 23 de febrero de 2010

SE REGISTRAN BALACERAS EN CD. MIER Y MIGUEL ALEMÁN,TAMAULIPAS


MILENIO Cd. Mier, Tamaulipas.- Fueron 20 minutos de terror, las detonaciones de armas de alto poder cimbraron la tranquilidad de dos municipios en la frontera tamaulipeca.
Ciudad Mier y Miguel Alemán, fueron testigos de una cruenta batalla entre miembros del Cártel del Golfo, quienes a bordo de 20 camionetas, todas con las siglas C.D:G, llegaron hasta la plaza principal de la primera ciudad.
Con armas de alto poder, se detuvieron frente al palacio municipal y en cuestión de segundos la “guerra” comenzó; las detonaciones de armas de alto poder hicieron blanco en las paredes del edificio de Seguridad Pública municipal.
Por la información dada a conocer por el Ejército Nacional, los delincuentes secuestraron alrededor de las 08:00 horas a por lo menos 10 elementos de policía y tránsito de Ciudad Mier.
En el lugar de los hechos, se habló de por lo menos 10 muertos y en la morgue de los funerales Rodríguez, las camionetas estuvieron arribando desde diferentes puntos de ambos domicilios.
El edificio donde se encuentra el anfiteatro estaba fuertemente resguardado por militares con armas calibre 50.
Los comerciantes y vecinos de esa zona, vivieron el terror y su peor pesadilla, las balas que salían de los fusiles de asalto, retumbaban al momento de impactarse contra las paredes.
Durante el asalto a esa corporación los cristales de las ventanas principales fueron aniquiladas, las puerta de acceso fue abierta y en el interior, los muebles fueron destrozados.
Pedazos de cristal volaron a una distancia de cinco metros en el interior del inmueble; libretas y juegos de llaves fueron encontradas tiradas en el suelo.
Las patrullas estacionadas frente a la corporación lucían destrozadas y abandonadas, una de ellas de tipo Patrot tenía la ventana trasera destrozada y una llanta ponchada por un impacto de bala.
En la esquina de la calle Álvaro Obregón, así como Hidalgo y J. Hinojoza Palacios, varias unidades abandonadas y con los vidrios abiertos; ningún vecino de atrevió a salir de sus casas; el terror se respiraba en cada rincón de la cabecera municipal.
Posteriormente el convoy en fila, según testigos pura camioneta con vidrios polarizados y presuntamente llevando policías secuestrados, circularon a exceso de velocidad por la carretera Ciudad Mier –Miguel Alemán.
Pero al llegar al cruce de las calles Cuauhtémoc y Allende, los delincuentes se toparon con un convoy de soldados, quienes regresaban de la ciudad de Miguel Alemán, donde casi simultaneamente otro grupo de sicarios habían sembrado el terror.
En cuestión de segundos, las armas largar vomitaron fuego, un grupo de militares que viajaba en un Hummer fue alcanzado por las ráfagas, aunque no se confirmó se habla de varios soldados heridos.
La angustia y los gritos de terror de los estudiantes de la escuela de bachilleres de Ciudad Mier, Tamaulipas “Jesús Ramírez Quintana” ante las detonaciones sembró el pánico.
Un empleado de la escuela refirió que el tiroteo entre los tripulantes de las camionetas del CDG y los militares duró alrededor de 30 minutos.
Los disparos entraron a las instalaciones de la escuela de bachillerato y otras destrozaron una camioneta Ford lobo en color rojo, una Explorer y otro vehículo en color café.
Tras la batalla, sobre la acera del lado derecho de la calle Cuauhtémoc y cerca de la barda de la escuela, cayó abatido un delincuente, un sujeto que vestía ropa tipo militar en color café, fornitura en color negro y arma larga.
Luego del choque, la zona fue fuertemente custodiada por militares y a una distancia de 20 metros entre los matorrales de un terreno baldío, quedaron cuatro personas más, todas vinculadas con el crimen organizado.
El enfrentamiento materialmente detuvo la vida cotidiana en estos dos municipios de la frontera tamaulipeca, los negocios del centro de Miguel Alemán y Ciudad Mier estaban cerrados.
Los empleados de las gasolineras, solo se limitaban a decir “ fue algo muy feo” y otros solo movían la cabeza, como aceptando resignados la violencia que a diario viven en el norte de Tamaulipas.



NUEVA OLA DE RUMORES SOBRE NARCOVIOLENCIA PROVOCA PÁNICO EN NUEVO LAREDO
PROCESO NUEVO LAREDO, Tamps., 23 de febrero (apro).- Por segunda ocasión en menos de una semana, los rumores sobre presuntos enfrentamientos entre grupos antagónicos, “levantones” y secuestros provocaron el cierre de escuelas y comercios en las ciudades de Matamoros, Reynosa, Valle Hermoso, San Fernando, Miguel Alemán, Díaz Ordaz y Camargo.El detonador de los rumores fue esta vez la aparición de varias narcomantas en el norte y centro de la entidad, por lo que las escuelas de los tres niveles (básico, medio y superior) se vaciaron a media mañana. Largas filas de padres de familia se observaban en las inmediaciones de los planteles, a donde acudieron para llevarse a sus hijos. Un fenómeno similar ocurrió en Reynosa el pasado 18 de enero.La psicosis se inició en Reynosa, luego de que esta mañana un comando de hombres fuertemente armados provocó terror cuando entró a la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, campus Reynosa, para “levantar” a tres estudiantes y cerró varias calles que conducen a esa institución.Las versiones incluían, además, la presunta muerte del presidente municipal de esta ciudad, Ramón Garza Barrios, la cual fue desechada por la dirección local de Comunicación Social.Para abonar el terror, en las principales ciudades de la entidad aparecieron mantas con distintos mensajes. En Nuevo Laredo las narcomantas decían:“Cual es su mentalidad, invitamos al gobierno federal que ataque a todos los cárteles por igual, hasta su protegido, y que metan al gobierno en Durango y Culiacán, que es donde vienen las órdenes para hacer sus barbaridades, como sucedió en Ciudad Juárez y Torreon.”En el estado de Durango, según declaraciones del arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, asentó su residencia Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, cabeza del cártel de Sinaloa, cuyo centro de operaciones es Culiacán, la capital de la entidad que da nombre a la organización criminal del capo que se fugó de Puente Grande en el 2001.Las calles de las poblaciones fronterizas de Tamaulipas quedaron prácticamente vacías; algunos comercios y empresas optaron por cerrar, luego de que el temor cundió entre la población, derivado de los enfrentamientos armados que han protagonizado ambos grupos en los últimos días, principalmente en las calles de Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros y Valle Hermoso.Una fuente del gobierno estatal reconoció que han recibido reportes en el sentido de que en esas ciudades fronterizas circulan convoyes tripulados por personas armadas. Sobre los vehículos se pueden leer las letras CDG (presuntamente cártel del Golfo).Aunque ninguna autoridad confirmó ni proporcionó reportes de los presuntos enfrentamientos, numerosos testimonios de personas que quedaron atrapadas en las balaceras, hablan de “decenas” de muertos.Los medios de comunicación locales han recibido advertencias de los grupos delictivos para que se abstengan de publicar cualquier información relacionada con esta guerra que libran Los Zetas y cártel del Golfo, y a la que supuestamente se han unido otros cárteles, entre los que se menciona al de Sinaloa, que comanda El Chapo Guzmán.Los tiroteos más intensos se registraron los días 8 y 20 de febrero en Reynosa y en Nuevo Laredo, la noche del 19 de febrero, cuando varios sicarios obligaron a personas que circulaban en esos momentos por la calle a bajar de sus vehículos, a fin de utilizarlos en la colocación de barricadas que impedían el paso de los grupos contrarios. El jefe del Departamento Regional de la Educación, Aurelio Uvalle Gallardo, comentó que en las más de 300 escuelas de la localidad no existe la orden de suspender clases por una situación de violencia, aunque reconoció que las labores quedaron paralizadas por el terror que se apoderó de los padres de familia.


ALERTAN LEVANTONES A MIGUEL ALEMÁN
EL NORTE Miguel Alemán, Tamaulipas, México (23 febrero 2010).- Esta comunidad fronteriza se encuentra en alerta luego de que miembros del crimen organizado presuntamente levantaron hoy a varios policías municipales y al menos un agente quedó muerto frente a la sede de Seguridad Pública local.Testigos aseguraron haber visto el cuerpo del agente asesinado frente a la delegación, y también que otros policías fueron subidos con violencia a unas de las camionetas en las que arribó el grupo armado.Convoys de unidades militares llegaron al lugar, iniciaron patrullajes, resguardaron la zona de la plaza principal y parecía que la milicia tomó la Presidencia Municipal.La acción militar desató conjeturas y una psicosis entre los habitantes.Los comercios de la zona estaban cerrados ante el temor de que se suscitaran enfrentamientos.Aunque se trató de entablar comunicación con el Presidente Municipal Servando López, no contestó llamadas.