lunes, 7 de diciembre de 2009

DETIENEN EN TULUM A BANDA DE SICARIOS DEL CÁRTEL DE SINALOA


MILENIO Cancún.- Una banda de sicarios que confesaron ser miembros del cártel de Sinaloa, encabezados por un hermano del ex jefe de la policía judicial del estado, Alejandro Chacón Mantilla –actualmente preso— fue detenida por agentes de Seguridad Pública de Tulum y consignados a la Procuraduría General de la República (PGR).
El grupo está integrado por seis personas, todos con antecedentes y vinculados con el narcotráfico, iban armados y llegaron a Tulum para consumar una operación cuyos detalles no fueron proporcionados, fueron trasladados a esta ciudad por un severo operativo reforzado por 20 efectivos del Ejército, confirmó la policía de Tulum.
La detención se realizó cuando el grupo, a bordo de un auto y una camioneta esperaba a presuntos cómplices en las calles de Alfa y Osiris, de esa cabecera municipal, Seguridad Pública de Tulum tenía información sobre los ahora detenidos.
Además de Alejandro Chacón Mantilla, fueron detenidos: Julio César Sánchez García, de de Tabasco; José Ramón Burgos Vega, de Cozumel; Martín Lugo Cárdenas, de Chiapas; Alfredo Martínez Coral, de Monterrey, David de la Cruz Alejo de Tabasco.
También se aseguró un auto Chevy y una camioneta Chevrolet, así como armas y municiones, señala el parte policíaco.
La policía informó que cuando eran enviados a esta ciudad, una mujer quien aseguró ser abogada del sindicato de taxistas de Playa del Carmen, llegó precipitadamente con el propósito de pagar fianzas para liberar a los detenidos.
Poco después se reportó que tres personas que fueron “levantadas” violentamente por ocho sicarios armados en Akumal –cerca de Tulum—dijeron haberse salvado de ser ejecutados, la camioneta blindada en la que los llevaban sufrió una avería en el puente peatonal de Chemuyil.
El vehículo blindado se salió de la carretera y se estrelló contra una torre de Teléfonos de México, que activó una alarma cuyo sonido es similar a la sirena de una patrulla, los secuestradores pensaron que se trataba de la policía decidieron fugarse, abandonando a los “levantados” con todo y camioneta.
Los “levantados”, severamente golpeados son Miguel Romero Jerónimo, empleado de un taller de reparación de lanchas; María Esperanza Ordóñez Chávez, ama de casa y José Guadalupe Hernández de la Cruz, alias “El Gordo”, también reparador de barcas.
La policía aseguró una lujosa camioneta Tahoe, blindada, registrada a nombre de Arturo Francisco Mejía García, con domicilio en esta ciudad; los afectados fueron trasladados por una patrulla a esta ciudad para rendir declaración ante las autoridades.